Tomará más importancia que nunca, que niños y jóvenes puedan volver a la normalidad disfrutando de espacios donde compartir y convivir, participando en actividades de ocio y aprovechando oportunidades de aprendizaje con sus compañeros en entornos al aire libre y en contacto con la naturaleza.

30/03/2020

  • La interrupción del principal período de actividad de casas de colonias y albergues hace peligrar la continuidad de muchos puestos de trabajo y el futuro de pequeñas pymes y negocios familiares, que pueden perder hasta tres cuartas partes de la actividad anual.

  • ACCAC pide el apoyo de la administración y la corresponsabilidad de todos para procurar mantener los compromisos contractuales de escuelas y entidades.

Las casas de colonias y albergues están combatiendo también la pandemia del coronavirus Covid-19, con las medidas de cierre decretadas por las autoridades gubernamentales y con la responsabilidad que corresponde en este momento para evitar su propagación. Desde el 13 de marzo estos espacios educativos se han visto situados en un escenario incierto justo en el inicio del periodo de más actividad del año como es la temporada de colonias escolares.

La ampliación del estado de alarma ahora también supondrá la suspensión de las estancias programadas durante la Semana Santa de las entidades de ocio del país. En definitiva, un período que muy probablemente verá alargar el confinamiento en casa de niños y jóvenes. Tras este periodo excepcional, hará falta, por parte de todos, recuperar la normalidad y, ahora más que nunca, será muy importante que niños y jóvenes puedan volver a disfrutar de espacios donde compartir y convivir, participar de las habituales actividades de ocio y de aprovechar oportunidades de aprendizaje con sus compañeros, en entornos al aire libre y en contacto con la naturaleza.

Desde la ACCAC se apuesta para que así pueda ser, y que las instalaciones juveniles sigan, con más fuerza que nunca, comprometidos con la educación en el ocio activo. Pero esta pandemia les ha llegado en un momento clave donde ya hechas las inversiones en infraestructura y en recursos humanos, se disponían a iniciar su principal temporada. Es por esto que muchas instalaciones se ven en una situación crítica que hace peligrar su continuidad, pues habrán perdido prácticamente en tres cuartas partes sus posibilidades de actividad habitual anual.

Así, ante esta idiosincrasia de un sector dónde dependen un gran número de trabajadores y, en su mayoría, son gestionadas por pequeñas pymes y negocios familiares, la entidad valora que las medidas actuales de la administración les serán insuficientes. la ACCAC también destaca que estas medidas están siendo de difícil acceso, comportando una complejidad administrativa y unoscostes añadidos mayor que la propia prestación a recibir.

Del mismo modo, la entidad pide el apoyo de la administración y la corresponsabilidad de todos para procurar mantener los compromisos contractuales de escuelas y entidades, aunque implique aplaçar a un tiempo donde puedan retomar la normalidad perdida, buscando las imprescindibles fórmulas que preserven los derechos de cada uno.

Seguro que retomar esta normalidad es ahora el objetivo de todos, por eso, y para procurar un futuro estimulante y recuperado de las libertades que ahora nos son negadas a todos, especialmente a niños y jóvenes, las casas de colonias quieren seguir aportando la ilusión, el aprendizaje, la experiencia y la vivencia que tanto los monitores y monitoras como el resto de personal están preparados para volver a ofrecer.

CAT: NOTA DE PREMSA

 

Aquesta pàgina web utilitza cookies pròpies i de tercers per millorar els serveis i analitzar els hàbits de navegació, en cap cap per a finalitats publicitàries. Si segueix navegant entendrem que n'accepta el seu ús. Més informació | Accepto les galetes